dilluns, 28 de setembre de 2009

Cappuccino


Hace ya unos años que Wataru Yoshizumi se introdujo en el mundo del josei, es decir, manga destinado a mujeres jóvenes que trata temas un poco más serios, o simplemente los enfoca desde una perspectiva más adulta, menos idealista. Uno de los mangas más esperados de esta autora es Cappuccino, y lo que ha generado tanta expectativa es la última frase del primer capítulo: nunca me imaginé que Sousuke sería capaz de traicionarme.


HISTORIA

Ari y Sousuke empezaron a salir durante sus estudios universitarios, y hace cuatro años que son pareja, pero debido a sus horarios y sus respectivos trabajos, apenas se ven, así que deciden irse a vivir juntos. El único problema es que para ello no se han casado, y esto es algo que la familia de ella no ve con buenos ojos. Sin embargo, una vez conseguida la aceptación del padre de Ari, los dos empiezan su vida juntos.

Todo va bien hasta que al cabo de unos meses Ari siente que han caído en una rutina. Además, se da cuenta de que Sousuke apenas colabora en las tareas domésticas y que es ella quien más se preocupa por la relación y por todo, en definitiva.

La sospecha de que Sousuke se está viendo con otra mujer nace el día en que, paseando por la calle, se cruzan con una alumna del instituto en el que trabaja Sousuke, y tanto él como la chica tienen una reacción algo tensa. Ari se da cuenta de que ahí pasa algo, y además Sousuke empieza a poner excusas para llegar más tarde a casa y desconecta el teléfono.

Y es que resulta que esta alumna se ha enamorado de su profesor y le pide que salga con ella una única vez para olvidarse de él. Sousuke accede, ya que no quiere ser el responsable del fracaso en los exámenes de su alumna. Después de esta única cita, profesor y alumna pierden el contacto hasta que al cabo de unos meses se encuentran por casualidad y comen juntos. Es entonces cuando la chica le confiesa que sigue enamorada de él.



OPINIÓN

Yoshizumi ha creado una historia culebrónica de las suyas con un tinte adulto y un dibujo madurado. Como ya nos demostró en Random Walk, no todo lo que reluce es oro, y no todas las parejas aparentemente perfectas son tan felices como parece desde fuera.

Además, con este manga la autora critica la sociedad japonesa, que no ve bien que una pareja viva junta y haga planes de futuro sin pasar primero por el altar (o, más bien dicho, simplemente firmar un papel que confirme la unión legal de dos personas), y a su vez retrata (no sabría decir si también la critica o denuncia) la actitud de algunas mujeres hacia el matrimonio.

Ari es una chica normal y corriente, no vive obsesionada con la idea de casarse, aunque sí le gustaría porque está perdidamente enamorada de su chico. A pesar de que dice que no le importaría, una vez casada, dejar el trabajo para ser ama de casa y cuidar de los hijos, no acaba de estar conforme con el hecho de ver que si Sousuke se pasa el día solo en casa tenga que ser Ari quien prepare la cena y el baño.

La verdad es que la historia hace pensar un poco, y creo que merece la pena hacer un poco de reflexión al ver las actitudes de los tres protagonistas: Ari, la chica reservada que se desvive por su hombre, que la acaba decepcionando; Sousuke, que a pesar de querer mucho a Ari no sabe cómo evitar a su alumna; y ésta última, que con lloros y chantajes emocionales consigue lo que quiere.

El manga está terminado con un total de 8 capítulos, y se puede leer por scans (yo lo leí en MangaFox, aunque no lo tienen terminado. EDIT: Acabo de mirarlo y ya llevan hasta el capítulo 7). Me tiene intrigada cómo va a terminar el manga, ya que justo al final del capítulo 5 suceden cosas que podrían tener unas conseqüencias u otras en función de cómo actúen los personajes, y no sé qué esperarme. Ojalá la autora nos sorprenda.

divendres, 18 de setembre de 2009

La talla 42 i altres animals

Fa uns quants dies vaig anar de compres. Això no tindria res de destacable si no fos perquè vaig comprovar, un cop més, que el tallatge d'aquest país fa vergonya. I quan dic "aquest país" no em refereixo només al fet que si sobresurts de l'estandard de mides "típiques" espanyoles (tirant a baixeta i/o de peus petits) anar de botigues es converteix en una mena d'odissea (o es limita a l'H&M i poca cosa més, amb tot el que comporta): em refereixo a la companyia nascuda a la pell de toro, Inditex.

Aquesta multinacional, creada a A Coruña a meitats dels anys 80, és la mama d'aquestes cadenes franquiciades que tant ens agraden: Zara, Massimo Dutti, Stradivarius, Bershka, Pull and Bear, Oysho i Uterqüe. Doncs bé, aquests senyors fabriquen roba per a adults des de la talla 32 fins a la 42. En teoria no hi hauria d'haver cap problema si no fos perquè una servidora, que té una zona abdominal inferior prou generosa, no cap a la talla 42, sinó que tots els pantalons se'm queden encallats aproximadament a la zona de l'entrecuix. Tot això deixant convenientment de banda que, per algun motiu que no entenc, sempre hi ha una pila inacabable de pantalons de la 32 i la 34 però mai de la 40 o 42.

També en teoria fa uns quants anys van fer una reforma en el tallatge perquè els tallatges s'adaptessin a l'estandard de mides de la població del regne. I, com ja sabíem tots, els que tenim uns quilos de més o simplement fem més de metre seixanta-cinc no entrem dins d'aquests estàndards i ens hem d'emparar a Suècia.


Centrant-nos ara en l'actualitat, voldria fer esment de la situació vergonyosa que s'està vivint aquests dies al Palau de la Música Catalana. Em sembla lamentable que un senyor que dirigeix una entitat que simbolitza un període de la nostra histìria i, més enllà de tot això, engloba tot un col·lectiu que estima la música, s'embutxaqui la quantitat que s'ha embutxacat i encara tingui la poca vergonya de sortir a declarar que ho ha fet perquè s'havia de pagar els artistes i les dietes dels Cors (entre altres excuses) i de dir, i ara cito textualment: "No escondo el profundo dolor que me produce el daño que pueda haber causado a la imagen de instituciones que tanto quiero y el hecho de haber decepcionado a personas que siempre habían confiado en mí. Desde la penitencia más profunda, quiero reiterar mi petición de disculpas."

Aquesta colla de malbaratadors que som els cantaires dels Cors del Palau de la Música vam sortir ahir a cantar el Cant de la Senyera que va compondre Lluís Millet, avantpassat, ironies de la vida, d'aquest xoriço. He de dir que feia temps que no sentia una emoció semblant a la d'ahir a la tarda, veient com tanta gent ens havíem reunit allà per manifestar el nostre desacord amb el que està passant. I, com cada cop que la sento, se'm van posar els pèls de punta als primers acords.


Mentrestant, seguim en crisi. Després a casa meva no entenen per què vull marxar.

dilluns, 7 de setembre de 2009

Chocolate Christmas


Cuando escuchamos el nombre de Naoko Takeuchi, inmediatamente nos vienen a la cabeza las guerreras con uniforme de marinerita que decían eso de "En nombre de la luna, ¡te castigaré!". Pero no solo de Sailor Moon vive esta mujer (aunque casi 20 años después del nacimiento de Bunny y compañía, todo el merchandise relacionada sigue siendo su mayor fuente de ingresos), y actualmente solo podemos disfrutar de las otras obras de Takeuchi, ya sean anteriores o posteriores, en el original o por scans.


HISTORIA

DJ Choco presenta un popular programa de radio al que las chicas mandan sus cartas con dudas sobre sus relaciones amorosas. Esa noche, sin embargo, Choco se queja de que todo el mundo pasa la noche de Navidad en pareja, él está solo y nadie se acuerda de que también es su cumpleaños.

Ryouko es una chica de instituto que, como sus padres están ocupados con sus trabajos, también pasa esa noche sola, y decide regalarle un pastel de Navidad a Choco. En el programa de radio, él promete que el año siguiente no pasará la Navidad solo, y Ryouko se propone ser ella quien comparta la felicidad navideña con el DJ.

Un año más tarde, en el instituto, vemos que Ryouko se ha convertido en una especie de Celestina para sus compañeros de clase, y además ha conseguido un trabajo como seleccionadora de las cartas que se leen en el programa de Choco con el objetivo de acercarse a él.

Sin embargo, Ryouko no consigue ver nunca a Choco en las horas de trabajo, y parece que todo él está envuelto en una aura de misterio: ni siquiera el resto de compañeros de la radio le quieren contar cosas de Choco a Ryouko. Para acabar de rematarlo, en el instituto, un chico llamado Keiki empieza a meterse con la afición de Ryouko de crear parejas. ¡Y encima resulta que Keiki también trabaja en la radio!

¿Por qué es tan misteriosa la figura de Choco? ¿Conseguirá Ryouko conocerlo? ¿Por qué Keiki es tan desagradable con Ryouko? ¿Y qué pasará cuando Mariko, la mejor amiga de Ryouko, le pida consejo para salir con Keiki?


OPINIÓN

Sencillamente no entiendo por qué no hay más mangas publicados de esta autora (dejando de lado los miles de problemas burocráticos con las editoriales). Chocolate Christmas, sin ser una gran historia de amor como la de Usagi y Mamoru (Bunny y Armando, en la versión española; Serena y Darien al otro lado del charco), es un tomo autoconclusivo que te deja con un sabor dulce en la boca cuando lo has acabado de leer.

La historia es bastante típica: hay un triángulo amoroso, enredos por malentendidos varios, una protagonista carismática y vital que tiene un amor platónico, el protagonista masculino que al principio no se lleva bien con la chica, y bastante azucar.

No es un manga recomendado a quien busque profundidad argumental: ni hay batallas, ni hay un drama de las magnitudes de Nana (por decir algo), ni siquiera una rival odiosa que removerá cielo y tierra para quitarle el novio a la protagonista. Simplemente se trata de un retrato de un primer amor, perfectamente dulce e inocente, sin más pretensiones.

Parecida a Caramel Diary, es una obra de un tomo autoconclusivo que hará las delicias de los amantes del shoujo más inocente que, como el título hace intuir, tiene un toque dulce que transporta a esos primeros amores de la adolescencia.

Se pueden encontrar scans de este manga en varias webs. Yo, concretamente, lo leí en inglés gracias al servidor Manga Fox (el link va directamente a los capítulos de Chocolate Christmas). Muy recomendable a aquellos que disfruten de los shoujo manga más sencillos, aunque no esperéis virguerías en el dibujo, ya que es un manga de finales de los 80 y uno de los primeros de la autora. ¡Pero que eso no os desanime en la lectura!

dimecres, 2 de setembre de 2009

Undefined

Contradiction.

That's the word I would choose if I were to describe my life right now with just one word.

This is supposed to be mine, but it doesn't feel mine at all.

I don't belong here, I don't belong there.

Still everything and everywhere is a part of me, a part of my world, a part of my life.

I'm afraid. What lies ahead?

Twitter Goodreads