dilluns, 7 d’abril de 2014

En ocasiones veo series (3): Series Finale

En esta entrada quiero hablar del final de dos series que han marcado mi vida "seriéfila" (¿existe esta palabra?). Se trata de la legen- wait for it! -daria How I Met Your Mother y de la serie con la que más he sufrido hasta ahora, Breaking Bad.


How I Met Your Mother - temporada 9, episodios 16 a 24


CONTIENE SPOILERS

Sí, esta serie debería haber terminado hace tiempo porque desde la temporada 6 o 7 iba todo a peor, pero nos hemos quedado pegados a la pantalla durante nueve años esperando a conocer la madre, cuyo nombre conocemos por fin en el último capítulo.

La novena temporada ha sido muy irregular: el hecho de que estuviera centrada únicamente en la boda de Robin y Barney no estaba mal pero ha ralentecido el ritmo narrativo, se hacía redundante a ratos y, en mi opinión, el nivel de comedia dejó mucho que desar, a pesar de momentos puntuales memorables.

¿Y qué decir del último episodio, el de la discordia? Leí no sé dónde que o te encanta el final o lo odias. Personalmente, me encuentro en un punto, digamos, intermedio. Me pareció un recurso narrativo pobre que, tras dedicar toda una temporada a un fin de semana, de repente el último capítulo repase los veinte años posteriores y, encima, hagan que Barney y Robin se divorcien (aunque, en mi opinión, habían perdido la chispa como pareja mucho antes de la boda).

Sin embargo, esos flashforwards me gustaron por el realismo: la gente se hace mayor y lo que hacías con tus amigos a los veintitantos queda en un lugar secundario a medida que te haces mayor y adquieres responsabilidades laborales y familiares. Punto positivo para ello.

Eché en falta el desarrollo de la vida en común de Ted y la madre, que podría haber sido perfectamente el 90% de la serie: los primeros años de relación hasta que Ted le propone matrimonio y nace Penny, la hija. ¿Por qué no? Ah, porque teníamos que cargárnosla y hacer que Ted siga enamorado de Robin después de veinte años, después de hacer que por fin madurase.


¿Sí? ¿Seguro?


Así que, en definitiva, prefiero quedarme con el recuerdo de los buenos momentos que hemos pasado con Ted y compañía, a pesar de los altos y bajos de las últimas temporadas, porque, a pesar de todo, la cita semanal en el pub MacLaren's era una de las cosas que esperaba todos los martes.


Breaking Bad - temporadas 3, 4 y 5

 
 
CONTIENE SPOILERS

Para mí, la tercera y la cuarta temporada son las mejores de toda la serie, sin duda alguna. Walter White y compañía nos han hecho sufrir, reír, incluso llorar en algún momento. La historia de estos personajes me atrapó de tal manera que en menos de un mes me ventilé estas tres temporadas. Y ahora que la he terminado de ver, me ha dejado un vacío que sólo algunos libros han conseguido dejarme.

A medida que avanzan los capítulos vemos cómo Walter White se transforma progresivamente en Heisenberg hasta que casi no queda rastro del primero. La implicación de Skyler en la trama ha dado mucho juego, aunque puedo entender por qué a algunos fans les cae mal... y eso que, sin la gestión que hace ella, a pesar del odio que desarrolla por su marido al descubrir a qué se dedica en su tiempo libre, probablemente se hubiera descubierto a Heisenberg mucho antes. Creo yo. El amor-odio-bromance entre Walter y Jesse también tiene tela. Esos dos sí que parecen un matrimonio. Malditos orgullos, y lo fácil que resultaría todo si no se dedicaran a pelearse como adolescentes, con lo bien organizado que lo tenía Gus...

Menciones especiales a los personajes de Saul Goodman, Mike y Gus. En el caso de este último, me ha encantado cómo lo han escrito y desarrollado, a parte de la fantástica actuación del actor (nunca una cara de póquer había dado tanto miedo xD). Saul era el apunte cómico a tanto drama, lo cual se agradecía, y la pérdida de Mike fue un golpe bastante duro.

Pero el más duro de todos fue la muerte de Hank. Aunque lo veías venir y sabías que tarde o temprano iba a pasar, esperaba una confrontación entre él y Walter, al estilo de las películas del oeste, casi, pero no lo que nos dieron. Fue un poco como la Boda Roja de Game of Thrones, sólo que esta vez no sabía por dónde irían los tiros (nunca mejor dicho).

A partir de ese punto en la historia, creo que los guionistas podrían haber tomado el camino todavía más dramático de hacer que Walt viviera con el remordimiento de haber destruído a su familia y causar no sólo la muerte de Hank sino también la de Skyler. Pero supongo que querían dejarlo bien atado y el cáncer se lo hubiera llevado de todos modos. Sin embargo, me quedan preguntas: ¿qué pasa con Jesse? ¿Y con Skyler, Flint y Holly? ¿Qué nos traerá el spin-off Better Call Saul?

Twitter Goodreads