Lecturas pendientes de reseñar por falta de tiempo (parte II)



Esta segunda parte la comprenden libros que hace por lo menos un año y medio que leí, así que mi opinión personal se basa bastante en las sensaciones que me han quedado.


El lector. Bernhard Schlink
(Der Vorleser)

Poco antes de la segunda guerra mundial, Michael, un chico enfermizo de quince años, conoce a Hanna, una mujer de treinta-y-algo años, que le acoge en su casa cuando él se encuentra mal en medio de la calle. Entre ellos empieza una extraña relación, en la que ella le descubre el sexo y él le lee en voz alta. Pero un buen día, Hanna desaparece y Michael no la vuelve a ver hasta muchos años después, en los juicios por los crímenes de guerra de los nazis.

Poesía en prosa. Así es como podría resumir esta novela. Del mismo modo que cuando leí Lolita, de Nabokov, El lector me atrapó a pesar de lo controvertido del tema principal. Me tuvo reflexionando una temporada al finalizar la lectura y posiblemente por este motivo me decepcionó la película (a pesar de Kate Winslet, que hace un papelón).



El món groc. Albert Espinosa
(El mundo amarillo)

A Albert Espinosa le amputaron una pierna cuando era adolescente, pero de esa experiencia aprendió a ver la vida de otro modo, buscando lo positivo dentro de lo negativo. En El mundo amarillo (en castellano en el original) nos explica que hay un tipo de personas, "los amarillos", que son personas que han aprendido a enfocar la vida de otra manera.

Y lo cierto es que aprendí mucho de este libro: a darle más importancia a ciertas cosas y menos a ciertas otras, a enfocar los problemas desde otra perspectiva, etc. Pero cada persona va a sacar sus propias conclusiones: léelo, no dejes que te lo cuenten.



Els gossos i els llops. Irène Némirovsky.
(Les chiens et les loups)

Ada y Harry son primos, pero no podrían ser más diferentes: ella proviene de una familia empobrecida y que se las tiene que apañar como pueda en la Ucrania de principios del siglo XX, mientras que él es un aristócrata. Su primer encuentro se produce cuando ambos son niños, pero hay algo especial entre ellos. Sin embargo, la diferencia de clases sociales hace imposible que puedan vivir un romance.Pero la Revolución rusa y la primera guerra mundial hacen que coincidan al cabo de unos años en París.

Nunca había leído nada de Irène Némirovsky pero me sorprendió gratamente el realismo de su narrativa, aunque la historia me dejó un poco fría, a pesar de que no es para nada un romance típico y previsible. La prosa de Némirovsky compensa, ya que la autora pasó por vivencias similares en su juventud.


Gossip Girl. Cecily von Ziegesar.

Y después de tantas lecturas "serias", un poco de frivolidad. 

Gossip Girl es la primera entrega de la serie homónima que nos presenta a la jet set de Nueva York y la alocada vida de lujos y excesos de un grupo de adolescentes, narrada en parte por la blogger Gossip Girl, "la chica de los cotilleos". 

Me reconozco fan de la serie y decidí echar un vistazo a la novela, que me gustó más que la adaptación televisiva porque los personajes me parecen más creíbles, más desarrollados. Aunque, como ya he dicho, es una frivolidad, porque no llego a identificarme con ninguno de los protagonistas y tampoco estamos ante una gran obra maestra, a nivel literario. Pero tampoco le pido más a una lectura playera.

Comentaris

Entrades populars