dimarts, 29 de novembre de 2011

Hoy comienza nuestro amor

Sinceramente, estuve a punto de empezar esta serie en un momento de mi vida en que dejé de comprar manga "impulsivamente" (entiéndase: motivada por razones totalmente irracionales). El dibujo es precioso, sí, pero ni me llamaba la atención el argumento ni me suelen atraer los shoujos que trae Ivrea. Así pues, eso hace prever una reseña destructiva, ¿no? Nada más lejos de la realidad...

HISTORIA


Tsubaki Hibino tiene un objetivo clarísimo: quiere entrar al mejor instituto para ir a la mejor universidad. Por eso su vida se centra única y exclusivamente en los estudios: la idea de tener novio ni siquiera se la pasa por la cabeza, así que, a pesar de tener un gran talento para hacer peinados, ella nunca se arregla.

Cual es la sorpresa de Hibino cuando no solo entra en un instituto que era su última opción, sino que además es la segunda mejor estudiante. Tampoco ayuda el hecho de que su rival directo sea Kyouta Tsubaki, un chico ligón y muy popular entre las chicas pero con una actitud totalmente pasota y un aspecto excesivamente informal, coronado por una larga melena.

Enfurecida, Hibino lo convierte en su enemigo y tras varios enfrentamientos verbales, ella le corta el pelo (porque lo considera algo sucio e informal). Kyouta decide que, como castigo/forma de pago, ella deberá entregarle todos sus primeros momentos, entre los cuales, su primer beso.


OPINIÓN


Hoy comienza nuestro amor tenía todos los elementos necesarios para que no me gustara: una protagonista hostiable, un chico perfecto-pero-con-pasado-oscuro-gracias-al-cual-se-le-perdona-todo, un planteamiento sin sentido y un sinfín de situaciones que hemos visto mil y una veces en otros shoujos por el estilo. Así pues, ¿por qué no he podido parar de leer hasta terminar el tomo 11? (Y he parado porque no había los otros tres en la biblioteca, que conste).

Clarísimamente, lo ha provocado el desarrollo de los eventos. Insisto: todo lo que pasa en este manga pasa en tropecientos mil historias del mismo género, pero en la mayoría de casos los problemas a los que se tienen que enfrentar los protagonistas aparecen en el capítulo X pero al cabo de pocos capítulos se llega a la solución y no se vuelve a mencionar nunca más.

Sin embargo, Kanan Minami ha sabido mantener el "fantasma" de muchos de estos problemas a lo largo de los 11 tomos que he leído [ALERTA: POSIBLES SPOILERS]: por ejemplo, a pesar de ser la novia de Kyouta, los compañeros de clase de Hibino nunca la aprecian por ella misma y, si pueden, se siguen metiendo con ella. Por otro lado, hay algunos baches en la relación entre Hibino y Miho que quedan ahí, aunque ellas lo hayan hablado. Y un no muy extenso, pero sí considerable, etcétera [FIN DE LOS SPOILERS]. En definitiva, la autora no recurre a la misma estratégia para crear problemas una y otra vez, como pasaba en los últimos tomos de Hana Yori Dango o a partir del tomo 3 de Kaikan Phrase.

Además, una cosa que me ha gustado especialmente es que la historia de amor es más o menos verosímil. No obstante, no olvidemos que esto es un shoujo para adolescentes-casi-adultas (¿15 a 18 años?) y, por lo tanto, tiene algún "toque Disney" para que no sea tan cruel como puede ser a veces la realidad, aunque la autora no se queda corta a la hora de inventarse motivos totalmente absurdos e hirientes para separar a la pareja protagonista. Sin embargo, creo que muchas lectoras pueden sentirse identificadas con la protagonista por las dudas que tiene (sobre todo respecto al sexo) o por la reacción de los padres al hecho de que tenga pareja.

Como aspecto negativo tengo que criticar una minuciosidad (si ya me habéis leído antes, no os sorprenderá): la importancia que se le da al aspecto físico de Hibino. Ya sé que es uno de los contrapuntos principales para evidenciar las diferencias entre ella y Kyouta, pero se me hace un poco pesado que la critiquen solo por no querer ir al instituto como si tuviera que ir a la discoteca (es algo que no entiendo de las adolescentes en general: ¿por qué lo hacéis? ¿Vais al cole a estudiar o a ligar? -es una pregunta tonta para un shoujo, porque parece que las japonesas van a cazar maridos potenciales-).

Otra pequeñez es que [SPOILER] me hubiera gustado que Hibino hubiera mantenido hasta el final su decisión de llegar virgen al matrimonio: hubiera sido mucho más interesante, aunque me alegro que, cuando lo hacen por primera vez, lo hace porque está convencida de ello, no porque Kyouta la fuerce ni nada parecido (el chico es un poco insistente, pero supongo que es normal a esas edades) [FIN DEL SPOILER].

En cuanto al dibujo, es muy bonito y muy shoujo (ojos muy grandes, cuerpos muy estilizados, muchos detalles en el aspecto físico y la vestimenta de los personajes, protagonistas muy guapos...), y me recuerda ligeramente al estilo de Arina Tanemura, sobre todo en alunos SD para los momentos cómicos. Aunque tampoco es un detalle muy destacable porque la mayoría de autoras actuales tienen un estilo bastante parecido. Las portadas a color también son bonitas, con un predominio de los tonos pastel y del color azul (a la autora le debe gustar).

El manga lo publica en España la editorial Ivrea, que ya ha sacado 12 de los 14 tomos que parece que tendrá la serie en Japón, donde la autora la ha dado por terminada. El precio de cada tomo es de 8€. A ver cómo acaban estos tres tomos que me quedan por leer, aunque por mí se podría haber terminado en el tomo 11 perfectamente sin correr el riesgo de cagarla.





diumenge, 27 de novembre de 2011

Music meme

Because Julie LaParditte tagged me in Facebook, now I have to do it (not really, but I need a break from my boring German homework. Seriously, how come they chose such a boring book?)


Using ONLY SONG TITLES from ONE artist, cleverly answer these questions:

ADDITIONAL RULE:
You cannot use the same artist/band I did, or duplicate song titles even if they were performed by another artist.
Make sure you send a copy to the person who sent you this. (AND don't use one from someone else)


My artist/band is: Jewel

1. Are you a male or female: Stronger woman

2. Describe yourself: Life uncommon

3. How do you feel about yourself: Words get in the way

4. Describe your ex boyfriend/girlfriend: No more heartaches

5. Describe your current boy/girl situation: No good in goodbye

6. Describe your current location: 1000 miles away

7. Describe where you want to be: Where you are

8. Your Friends are: Doin' fine

9. Your favourite colour is: Fading

10. You know that: Love is a garden

11. What’s the weather like: Good day

13. What is life to you: Sometimes it be that way

14. What is the best advice you have to give: Love me, just leave me alone

15. If you could change your name what would it be: Emily



dilluns, 21 de novembre de 2011

36 anys després

Tinc l'estranya creença que hi ha números importants o, més ben dit, dates significatives. També crec fermament que la història es repeteix constantment: el motiu d'això és que els humans som l'únic animal que ensopeguem enèssimes vegades amb la mateixa pedra. Una cosa que he après durant aquests dos mesos que he treballat com a auxiliar de conversa (que, a la pràctica, és com fer d'estudiant de Magisteri en pràctiques), és que els meus alumnes no aprenen dels errors dels altres, sinó que has de corregir una infinitat de vegades en una mateixa franja horària de 50 minuts que la vocal tònica a "Andalucía" és a la síl·laba "cí" mentre que a "Murcia" és a "mur", perquè una porta accent a la "i" i l'altra, no. Però em desvio del tema, per variar.

El 20 de novembre de 1975 és una data que tots els que vivim a allò que anomenen Espanya tenim a la memòria, perquè representa la fi d'una dictadura i el pas cap a la democràcia. Però quina democràcia? Ho deixaré a l'opinió personal de cadascú perquè, al cap i a la fi, no tinc la veritat absoluta pel que fa a la política i estic massa desencantada per molestar-m'hi. En qualsevol cas, aquella data implicava un pas endavant d'Espanya com a país al segle XX. O això diuen...

Ahir, 20 de novembre, vaig perdre del tot la fe en el poble. Un poble que ha viscut una dictadura (i no fa tants anys), un poble que ha vist com li donaven pel davant i pel darrere, un poble que té una memòria molt curta, ha donat la majoria absoluta a un partit quasi-feixista (no m'atreveixo a qualificar-los de feixistes del tot, encara no han proposat de tancar-nos a catalans, homosexuals i immigrants en camps de concentració, però tampoc no m'estranyaria). Ahir vaig entendre per què les assignatures d'Història i de Filosofia es volien treure dels programes escolars no fa tants anys. Ahir vaig entendre per què no interessa que les "lletres" tinguin adeptes.

Perquè ens volen idiotitzats, perquè volen que venerem a Santa Belén Esteban i que Tele5 sigui el nostre credo (que em perdonin totes les altres divinitats existents per aquesta heretgia). Perquè l'únic que els interessa és emular un partit de futbol (l'opi del poble) i marcar-li gols al rival en comptes de preocupar-se de governar, que per això els paguem.

I per aquests motius, senyoria, he decidit emigrar. Avui, demà, l'any que ve, és igual. Marxar i prou. Quina casualitat que fa tres anys, també per aquestes dates de novembre, quan era a Saarbrücken, ja ho veia clar. Tot i que aleshores els motius no eren exactament els mateixos. Us dono la benvinguda de nou, dubtes que no heu marxat mai.


divendres, 18 de novembre de 2011

17-N

Només diré que m'hauria agradat ser-hi i formar-ne part. En dies així és quan més trobo a faltar la FTI (entesa com els estudiants que la formen, no l'edifici).

dilluns, 14 de novembre de 2011

Marmalade Boy

Parece mentira, pero hasta hace un mes no había leído LA obra de Wataru Yoshizumi entera. Estoy hablando, por supuesto, de Marmalade Boy, el manga que no solo catapultó a Yoshizumi a la fama mundial, sino que además abrió la puerta al shoujo en España.


HISTORIA

Los padres de Miki le anuncian, al volver de unas vacaciones en Hawaii, que han conocido a otro matrimonio, los Matsuura, y que han decidido divorciarse para hacer un intercambio de parejas. Pero todavía rizan más el rizo: las dos familias van a vivir juntas en una misma casa, así que, de repente, a Miki le salen de la nada un padrastro, una madrastra, y un hermanastro, el buenorro de Yuu.

A todo esto se suman los líos amorosos al más puro estilo de culebrón: Yuu resulta ser más amable de lo que aparentaba; el mejor amigo de Miki, Ginta, parece sentir algo más por ella; Meiko, la mejor amiga de Miki, tiene un romance con el profesor...

OPINIÓN



Pues tampoco hay para tanto con Marmalade Boy. Es decir, es un buen manga, sí, sobre todo si lo analizamos como el señor culebrón que es, pero esperaba algo más, a pesar de ser un manga de la Ribon. Supongo que tenía las expectativas muy altas porque, como he dicho anteriormente, es LA obra de Wataru Yoshizumi y tiene muchísimos fans. Sin embargo, creo que la autora tiene obras mejores (sin ir más lejos, Solamente tú, manga de dos tomos que no tiene nada que envidiarle a cualquier culebrón de estos que ponen por la tarde en la tele).

Me ha gustado la parte culebrónica, el hecho de que haya tantos enredos familiares en casa de los Matsuura-Koishikawa y la trama de Meiko con el profesor, pero, para mí, ganaría puntos si se hubiera desarrollado más esta parte. O incluso si el romance entre Yuu y Miki fuera un poco más intenso: me pareció un poco forzado lo rápido que empiezan a salir. Entiendo que es un manga que se publicó en la Ribon, pero ya que vas a rizar el rizo...

Ningún personaje me ha resultado especialmente carismático: Miki me ha caído mal la mayor parte de los tomos porque es un poco tonta, y Yuu no me parece el chico perfecto que debe ser el protagonista masculino de estas historias. No estoy de acuerdo con algunas de las parejas, concretamente con los protagonistas, porque no veo que haya química entre ellos. Además: HABLAD LAS COSAS, J***R! ¿Qué le costaría a Yuu, en un punto concreto del manga (que no voy a decir porque es un spoiler) contar la verdad a Miki y a sus padres? Nooo, tienes que guardártelo todo para ti y liarla más. Todos tontos.

Pero, insisto, no es un mal manga. Solo creo que está sobrevalorado por lo que representa en el mundo del shoujo: una historia cuyo anime ha dado la vuelta al mundo y que hasta ha sido adaptada a un dorama taiwanés. Pero con Marmalade Boy me pasa lo mismo que con Hana Yori Dango (o con tantos otros shoujos de mucho éxito): una historia que podría haber dado mucho más de sí se queda en un romance bajo en sal porque la autora se olvida de que los secundarios están ahí. Si les das sus mini-tramas, ¡desarróllalas un poco en vez de dejarlos ahí tirados cuando ya no sirven para la trama principal!

Eso sí: la edición kanzenban es muy bonita. Los seis tomos incluyen portadillas a color y extras, como entrevistas o imágenes promocionales. Además, el formato que han escogido para publicarla es muy cómodo. Publica Planeta a 9,95€ el tomo. La serie cuenta con un anime de 76 capítulos (en España, en los 90, lo llamaron La familia crece) y un dorama taiwanés. Puede ser que en mercadillos de segunda mano encontréis las ediciones en tomo normal, que recopilaba la historia en 8 tomos, o la versión en grapas, que constaba de 23 comic-books de unas 60 páginas. Ambas ediciones son de Planeta.






Un día de estos haré un estudio sobre por qué en los shoujos me caen mejor los secundarios y me interesan más sus historias.

dissabte, 12 de novembre de 2011

Jesús me quiere

No, no me he vuelto fanática religiosa de repente. Más de una vez he expresado mi opinión respecto a la iglesia católica, pero no insistiré esta vez porque mi intención no va más allá de reseñar el best-seller alemán Jesús me quiere.

HISTORIA

Marie tiene treinta-y-pocos, está a punto de casarse pero justo antes de dar el sí se da cuenta de que Sven no es el hombre de su vida, así que lo planta en el altar. La ruptura no es nada pacífica y la mayoría de gente del pequeño pueblo en el que viven la convierten en el "trending topic" del momento (aunque Twitter no pinta nada en esta historia). Marie se da cuenta de que su vida es un fracaso, pero aparece un hombre misterioso en su vida, que le confiesa que es Jesús reencarnado por segunda vez en la Tierra. Mientras tanto, en otra "parte" del mundo, Dios y Satanás ponen fecha y hora al jucio final...

OPINIÓN

Es cierto que hay una tendencia a escribir novelas de amor en las que se juntan personajes de especies diferentes: humanos y vampiros, humanos y hombres-lobo, humanos y demonios, humanos y ángeles, ángeles y demonios, y un largo etcétera. Eso es una cosa, con la que puedo estar o no de acuerdo (más que el tipo de pareja, es cómo se desarrollan la historia y la interacción de los personajes), pero es que el señor David Safier va más allá y se saca de la manga que el mismísimo Jesucristo se enamora de una mujer humana que, sinceramente, tiene poco de interesante.

Insisto, no tengo nada en contra, y de hecho me gustan algunas de las licencias que se toma el autor en cuanto a la imagen que da de Jesús: más humano que divino. Pero sigo teniendo mixed feelings sobre esta historia. A ratos Marie me recordaba a la caótica Bridget Jones, pero sin la mitad de su "encanto" (ayudado, en parte, por la adaptación cinematográfica, claro está); a ratos se me hacía muy cargante con sus dudas existenciales y su forma de ser. 

Otra cosa es el humor germánico que impregna las páginas de esta novela. No me disgusta este tipo de humor, relativamente cercano al inglés, lleno de juegos de palabras y de dobles sentidos (muchos de los cuales se pierden en la traducción), pero, por suerte, la traductora, Lidia Álvarez Grifoll, consigue mantener el tono cómico). 

El autor, David Safier, trabaja normalmente como guionista de televisión (entre otras series, de Berlin, Berlin que, a mí, personalmente, me gustaba bastante), y eso se nota mucho en la creación de diálogos: da la sensación de que en muchos casos, más que una novela, está escribiendo una escena para ser rodada, especialmente cuando recurre tres veces a las exclamaciones interrogativas con un sobreabuso de signos de puntuación (¿realmente son necesarios cuatro interrogantes?) y de mayúsculas y negritas para subrayar las emociones de los personajes. Creo que eso se debería dejar al gusto del lector y, en la mayoría de casos, se sobreentiende que la cosa va in crescendo.

Dejando las cuestiones de tipografía a un lado, la novela no está mal para entretenerse en el tren, en la playa o antes de irse a la cama: es una lectura bastante fresca y ligera cuyo punto fuerte es el tono cómico, a pesar de tocar algunos temas más "oscuros". Dentro del género de las historias románticas/chick lit, no es de lo peor que he leído, sino que más bien se podría equiparar a las novelas de la irlandes Marian Keyes.



divendres, 11 de novembre de 2011

Mental notes


  • must control my tongue, especially during use of irony and/or sarcasm. Otherwise people don't get me.
  • must finish homework earlier
  • must get a Monatskarte before Monday catches me by surprise (again... stupid Mondays)
  • must sit somewhere far away from the screaming alto
  • (therefore) must lose fear of sitting on the first row
  • must try to remember learn my students' names
  • must stop doing internal rhymes and alliterations
  • must write down my excessive mental notes
  • must (still) learn to ignore certain things/comments/people
  • must remember that supermarkets in Austria close at 7:30PM, except on Saturdays (closing time is 6PM on Saturdays)
  • must remember to buy milk when I open the last carton, or before, not right after I've finished it and need a new one
  • must not despair because of fog and the fact that it's still dark when I wake up at 6AM and that it's already dark at 5PM


I guess I'll never get used to winter (although technically it's still autumn). At least it doesn't rain... yet. Let's hope that, when it does, it's already turned into snow. It's more Christmas-like, and the Christkindlmarkt is getting ready.






As a side note:
None of this wouldn't happen if you didn't have a little boy's smile. That's the conclusion I've come to after five months of research, ladies and gentlemen. I'll be such a great PhD student.

dimecres, 9 de novembre de 2011

Concurso "El temor de un hombre sabio"

Bases del concurso aquí:

http://www.otakufreaks.com/sorteo-regalamos-5-libros-de-el-temor-de-un-hombre-sabio

¿Tocará? ¿No tocará? random.org lo decidirá...

dimecres, 2 de novembre de 2011

[Peripècies austríaques] 7. Vergüenza ajena

Fa molt de temps que no actualitzo, i no per falta d'activitat. Com que aquests dies sóc a Barcelona i les coses segueixen com sempre, m'ha sembat el moment adequat per recordar la meva experiència al Consulado Honorario Español en Salzburgo. (En castellà, que totes aquestes coses burrocràtiques sonen més grandil·loquents en la llengua de l'imperi -i van dues punyalades en quatre línies-).

Resum ràpid: per poder votar quan vius a l'estranger, t'has de donar d'alta a l'ambaixada, que és una cosa així com Vodafone: contracte de permanència de 18 mesos a canvi de regalar-te l'últim mòbil del mercat i... Ah, no, no va així: però, a efectes pràctics, emplenes un fotimer de formularis en els quals no et pregunten pel color de calces pel canto d'un duro i quedes registrat en una base de dades la mar de mona perquè la gent sàpiga on pares i, si mai tens problemes amb la llei, algú et pugui donar un cop de mà (més val que no em calgui l'ajuda d'aquesta gent, perquè em sembla que aleshores sí que vaig apanyada...).

Total, que ara consto a l'ambaixada espanyola de Viena com a no resident, perquè hi viuré menys d'un any. Aquest registre, si no el vols anar a fer a Viena, l'has d'anar a fer al consulat honorari més proper (en el meu cas, el de Salzburg, evidentment). I ara us proposo un joc: obriu Google Maps i enganxeu-hi aquesta adreça:

Golfclub Gut Altentann - Hof 54, A-5302 Henndorf

Hauríeu de notar que:

1) el consulat no és a Salzburg pròpiament, sinó a Henndorf, un poble a uns 20km de Salzburg.
2) es tracta de l'adreça d'un club de golf

Efectivament (com diu el Lluís Canut): contra tot pronòstic, el consulat està en un camp de golf d'un poble al qual només s'hi pot arribar amb un autobús que té una freqüència de pas de 30 minuts, o amb vehicle propi (del qual no disposo a Àustria, perquè, pobret Ypsilon, no m'hauria arribat ni a La Jonquera xD). Però aquí no s'acaba la cosa, perquè per arribar al camp de golf cal fer la patejada històrica (sobretot quan hi vas sense apuntar-te les indicacions i fas la volta del tonto).

Però és que encara hi ha més! Sí, sí, no marxeu encara que ara ve la part divertida! Resulta que, després de caminar un quilòmetre i mig des de la parada de l'autobús, l'entrada al camp de golf està indicada amb la part del cos on l'esquena perd el bon nom (per als de la LOGSE: amb el cul), així que vaig anar a parar a casa d'una iaia salzburguesa molt mona (però que parlava només dialecte i costava molt d'entendre), la qual em va indicar que feia una mica més de mig quilòmetre que m'havia passat el camí cap al club de golf.

Finalment, vaig arribar-hi, però el meu desconcert no es podia mesurar en veure que l'únic edifici del club era el restaurant, dins del qual hi ha una botiga de material i roba de golf. Comenceu a intuir on era l'oficina del consulat? No? Mireu el vídeo:


Doncs sí, estimats i estimades: el Consulado Honorario de España a Salzburg és el taulell de la botiga de material del club de golf de Henndorf. 
Ja que hi som, relataré les meves peripècies burrocràtiques (i potser així enteneu per què al vídeo dic que "avui com a mínim no m'he perdut"): hi vaig haver d'anar dues vegades. Vaig haver d'invertir els meus dos dies lliures en anar a veure la cònsul, una senyora veneçolana a qui, paralues gairebé textuals, no paguen res per tenir una oficina al centre de Salzburg "total para que venga un español como mucho una vez al mes", perquè em fes el registre però es negués a sol·licitar-me el vot per correu "porque eso se tiene que hacer en Viena y, de todos modos, solo si eres residente puedes pedir el voto por correo". Claaaar, com que em sobren el temps i els diners invertiré dos dies a Viena (un per anar-hi a la nit i l'altre per perdre el temps a l'ambaixada des que obrin fins que m'ho arreglin tot). A més a més, és mentida que no pugui votar per correu si sóc no resident, perquè aleshores estan negant el vot als milions d'espanyols repartits pel món (així ens va, suposo).

Després de fer diverses trucades, bronques immerescudes i innecessàries de la cònsul i de la tonta de l'ambaixada a Viena incloses, sembla que ja estic en una situació legal i que aquesta setmana m'haurien d'arribar els papers del vot o, com a mínim, algun tipus de certificat conforme els meus documents a l'estranger estan en regla. A saber... En qualsevol cas, em sembla una situació tan vergonyosa que trobaré la manera de denunciar-ho. Avisats estan, senyors burròcrates.

En entrades futures explicaré el meu primer mes de vida laboral.

Twitter Goodreads