dimecres, 8 de desembre de 2010

Rex, el pequeño dinosaurio


Siempre que hablamos de las CLAMP las llamamos las reinas indiscutibles del manga. Pero incluso estas casi-divinidades del manga cometen errores y, a veces, sus obras no parecen suyas. En el caso de Rex, el pequeño dinosaurio, realmente el guión no es suyo, sino que se trata de una adaptación al manga de un cuento para niños de Masanori Hata. Y, la verdad, es que acostumbrados a otras obras de CLAMP de tono más infantil, como Card Captor Sakura o Kobato, el manga que hoy nos ocupa sabe a poco.


HISTORIA

Chie vive con su padre, un paleontólogo que se dedica a investigar sobre los dinosaurios en un pueblo, mientras que su madre los abandonó a ambos para poder hacer carrera en Estados Unidos. Un día, en una excavación, Chie encuentra dos huevos de dinosaurio, a los que cuida como si fuera su madre verdadera. Uno de los huevos eclosiona y nace Rex, una cría de Tyrannosaurus rex. Pero se trata de un hallazgo científico inaudito, un dinosaurio vivo, y la comunidad científica japonesa no permitirá que una niña de 10 años se lo quede como mascota porque quieren investigar al animal.

OPINIÓN

Este es un manga que muchos fans de las CLAMP consideran una de sus peores obras dibujadas por Mokona Appapa (la dibujante principal de CLAMP; las otras obras "repudiadas" fueron dibujadas por Mick Nekoi). Si bien el dibujo sigue en el estilo primerizo que hizo famoso al cuarteto a principios de los años 1990, lo cierto es que el argumento simple del cuento original desmerece mucho el resto de la obra.

Sin embargo, creo que los fans no somos objetivos ni justos con nuestro juicio de esta obra, principalmente por un motivo clarísimo: estamos poniendo en el mismo saco obras contemporáneas a esta, como serían Tokyo Babylon o Magic Knight Rayearth, sin tener en cuenta que el público destinatario no es el mismo. Rex, el pequeño dinosaurio, era inicialmente un cuento para niños de unos ocho años, y el manga, consecuentemente, no puede ser tan oscuro ni tener los giros argumentales tan bestias que tienen otros mangas de CLAMP.

Teniendo esto en cuenta, el dibujo es bastante bonito y cuidado, con líneas bastante gruesas y mucho uso de tinta en vez de tramas para los fondos y los detalles, y un diseño de personajes que sigue el estilo que tenían entonces las autoras, parecido a las obras mencionadas en el párrafo anterior.

Creo que este es un buen manga para niños que no han leído nada de manga, y los fans de CLAMP pueden gozar del dibujo espectacular de estas mujeres, capaces de ilustrar en poco más de 100 páginas una historia de amistad y amor por los animales que no se ve a menudo.

La edición de este manga corre a cargo de Norma Editorial, que respetó el formato original e incluso incluye algunas páginas a color. Por eso, aunque sea un tomo un poco menos grueso de lo que estamos acostumbrados, este tomo único cuesta 8€.



Twitter Goodreads