diumenge, 5 de desembre de 2010

Buscando al hombre ideal

En una época en que los mangas de Mayu Shinjo eran lo más "maduro" y con toques picantes que se habían publicado para chicas, Norma encontró su propia gallina de los huevos de oro en Kayono, una mangaka con un estilo de dibujo muy característico. Buscando al hombre ideal es su primer manga serializado en Japón (hasta el momento solo había publicado tomos autoconclusivos), aunque no fue el primero en llegar a España.

HISTORIA

Merumo es una bruja buena con poderes mágicos que llega a la Tierra con una misión: quedarse embarazada para poder redimir un terrible pecado que cometió y poder volver a su país. El único problema es que Merumo es muy inocente y no tiene ni idea de cómo hacer un hijo, ni tampoco se da cuenta de que sus poderes mágicos no son algo habitual entre los terrícolas.

Por suerte para ella, conocerá a cuatro chicos que la ayudarán en su misión: Einstein, el chico listo, Wentz, un chico a quien solo le interesa el dinero, Yan, su tutor, y Kirari, un actor muy famoso y ligón a quien persiguen todas las chicas.

Pero, ¿por qué Merumo tiene que concebir un hijo? ¿Cuál es su terrible pecado? ¿Por qué su familia la repudia? Todas las respuestas en los dos tomos de este manga.

OPINIÓN

El primer manga de Kayono que leí fue Royal Seventeen, y me gustó mucho a pesar de ser bastante típico en su desarrollo. Me dejó buen sabor de boca y decidí leer más mangas de esta autora, que era muy bien recibida en críticas en otros blogs y foros. Me gustaron especialmente algunos tomos únicos que leí por scans, en los que la autora mezclaba romance, magia y humor con toques más o menos eróticos.

Si algo tiene de bueno esta mujer es su estilo de dibujo tan característico y fácilmente reconocible (en el sentido que no tienes que mirar dos veces el nombre del autor para no confundirlo con otros tantos estilos similares), y eso es algo que juega a su favor. Además, algo que no se le puede negar es que los protagonistas, tanto masculinos como femeninos, siempre son exageradamente hermosos (aunque eso va a gustos: a mí, personalmente, me sobran estas tetas talla 140 y estos músculos à la Schwarzenegger).


Escogí Buscando al hombre ideal por el argumento, porque mira que la portada es fea. Muy fea (mirad arriba, al lado del apartado "HISTORIA" si no me creéis). Y también me llamó la atención esto de "vamos a hacer bebés como quien va a coger setas". Cito literalmente:


LA NUEVA MINISERIE DE KAYONO Tras Royal Seventeen , traemos otra miniserie de la aclamada Kayono . Merumo es una brujita inocente y espontánea que acaba de llegar al mundo de los humanos con una asombrosa misión: encontrar a un hombre apuesto para concebir un hijo. Montada en su escoba voladora, empieza a recorrer la ciudad hasta llegar a su nuevo instituto. Pronto se verá rodeada de cuatro chicos muy interesados en ella. Así empieza la su nueva vida de estudiante.

Sinceramente, me parece un argumento un poco estúpido a primera vista, una mera excusa para ver escenas de sexo. Por lo menos Mayu Shinjo lo hacía parecer el resultado inevitable del amor entre los protagonistas (o de la idiotez de la protagonista femenina). Y la verdad es que la historia deja mucho que desear: es previsible y no tiene mucha lógica, especialmente hacia el final, cuando se descubre el secreto de la protagonista.

Los personajes no destacan por su carisma, sino que se limitan a cumplir con unos estereotipos y se convierten en personajes planos. Por un lado, Merumo es tan inocente y desconocedora del mundo humano que se hace pesada, a pesar de que ella y sus meteduras de pata son el aporte cómico a la historia. Por el otro lado está Kirari, el típico tío bueno de turno, que además es actor y tiene muchas fans, pero tiene tendencias casi misóginas porque está harto de dichas fans y trata mal a Merumo desde el principio porque cree que ella también lo es. Pero esto es un shoujo y naturalmente va a nacer el amor relativamente poco a poco.



En cuanto a los personajes secundarios, se trata de personajes de relleno, ni más ni menos. Hacia el final del primer tomo, de repente todos están enamorados de Merumo y quieren ser ellos los padres de la criatura (o donantes de esperma, depende del punto de vista de cada uno), cada uno por sus razones distintas, pero que no van más allá. También salen en el segundo tomo los familiares de Merumo en el mundo mágico, sin romper estereotipos pero sin explicar tampoco qué los empuja a actuar como lo hacen. ¿Porque son malos, simplemente?

No diría que este manga sea bueno, porque si hacemos la media entre argumento, desarrollo y dibujo, aprueba con un cinco pelado. No es un gran manga, pero es suficientemente entretenido para pasar el rato con un shoujo romántico que no llega a pastelón ni se puede catalogar de maduro.


Twitter Goodreads