Memorias de Idhún I: La resistencia

En una época en la que que un adulto lea literatura juvenil no está del todo mal visto (Harry Potter, Crepúsculo, etc.), cayó en mis manos la trilogía Memorias de Idhún, una aventura fantástica de la autora valenciana Laura Gallego García. Y, como en todas las sagas, se empieza por el primer libro (duh), que es el que reseño hoy.


HISTORIA

Una tarde, al volver del colegio Jack se encuentra con que hay una atmósfera rara en su casa. Alguien ha matado a sus padres y parece que no va a tener ningún tipo de piedad con él tampoco. Ese alguien es Kirtash, un chico apenas un año mayor que él, y su acompañante, el mago Elrion. Por suerte para Jack aparecen de la nada dos personajes más, Alsan y Shail, que luchan contra los asesinos y, sin más, se llevan a Jack a un mundo extraño, que Shail y Alsan llaman Limbhad.

Allí, Jack conoce a Victoria, una chica madrileña también de su edad, que aparentemente tiene poderes mágicos y en Limbhad ha encontrado no solo un refugio sino también un sitio en el que encaja. Pero Jack quiere volver a su Suecia natal y no quiere tener nada que ver con la Resistencia, un grupo de rebeldes del mundo mágico de Idhún, que está en guerra contra los sheks invasores y que está buscando a los idhunitas exiliados en la Tierra para poder reconquistar su mundo.

Aunque al principio Jack se muestra muy reticente desde un principio, finalmente decide colaborar porque quiere vengarse de los asesinos de sus padres. Así es como tanto él como Victoria se someten a un entrenamiento para estar preparados para luchar contra los sheks y contra Ashran, el Nigromante, que es quien gobierna sobre ellos. Mientras tanto, Kirtash sigue buscando a idhunitas exiliados y no tendrá piedad con ellos. Pero la Resistencia no está dispuesta a ver correr más sangre idhunita inocente.


OPINIÓN

No soy fan de las novelas juveniles actuales en general (y esto incluye las que leía yo en mis años pubescentes, con obvia perspectiva temporal), pero voy a hacer el esfuerzo de ser justa en mi criterio teniendo en cuenta el público destinatario de la obra.

El planteamiento es algo típico pero tiene gancho: adolescentes que de repente descubren que tienen poderes mágicos y son la última esperanza de un mundo con el que tienen una relación más o menos directa. La verdad es que la parte fantástica, concretamente el mundo de Idhún y su mitología y sus cosas, está bien trabajada e incluso llega a apetecerte irte para allá de vacaciones una semanita.

Mi gran problema con esta trilogía, ahora que tengo la segunda parte a medias, es con el trío protagonista. Entiendo que si tu público destinatario son adolescentes vas a controlarte en cuanto a matices de gris en los personajes: harás personajes buenos muy buenos y personajes malos muy malos. Incluso, para darle un giro inesperado a la historia, vas a meter un triángulo amoroso con personajes que ven sus pecados redimidos por el amor y blablabla. No tengo inconveniente con ello, incluso se agradece después de haber leído Canción de hielo y fuego de George R.R. Martin.

El problema es que el trío protagonista no me resulta especialmente carismático, concretamente Victoria, que tiene bastanta horchata en las venas (siento el juego conceptual fácil con el origen de la autora). Jack y Kirtash por lo menos evolucionan a lo largo de la historia, pero no consigo encariñarme con ninguno de ellos por algún motivo. De hecho, me parecen más interesantes los personajes secundarios: Shail, Alsan, Allegra, Gerde, incluso Ashran, el Nigromante: ¿por qué actúa como lo hace? ¿Lo descubriremos en la segunda o la tercera parte, o simplemente es malo porque sí, porque había una vacante en el puesto de "malo-malísimo" en la ETT de turno?

Sin embargo, dejando a un lado las dudas existenciales de Victoria sobre los dos machos que la cortejan, la historia está bastante bien y estoy segura de que un adolescente la puede disfrutar muchísimo, ya que combina mucha aventura (no necesariamente acción) con romance, aunque la autora se pasa, en mi opinión, y con ello delata que es una mujer quien está escribiendo literatura fantástica, ya que los sentimientos pesan muchísimo más que en otras obras del mismo género. Nada en contra de que una mujer escriba literatura fantástica, al contrario, pero hay capítulos en los que me parece estar rememorando ciertas escenas de Crepúsculo o de cualquier shoujo manga pastelón.

Recientemente se ha lanzado al mercado una edición en formato rústica (bolsillo) dividida en seis tomos, que corresponden a los seis libros de la obra original, que también se puede encontrar en tres tomos-tocho de tapa dura con sobrecubierta.

Comentaris

Laura ha dit…
Oh, és un llibre que fa més de 2 anys vam comprar amb els meus pares a una fira del llibre de BCN i mai no l'he tocat. M'ho pensaré i et diré si et dono la raó o no.

Paraula de pas: rearele
Mar ha dit…
ja et dic, és un llibre per a adolescents, però està prou bé. Cap al final del segon llibre millora, però si no t'agrada el tema potser se't fa pesat.

paraula de pas: rellymen
god alone knows what that's supposed to mean xDDD