diumenge, 30 de maig de 2010

Primeras impresiones: "Kimi wa pet" y "Skip Beat"


Escribo esta entrada que tenía pendiente desde hace días (termino de escribir, más bien) con dos mangas que empecé a leer por scans: uno de ellos porque es una de las licencias estrella de la editorial Norma (Eres mi mascota) y el otro porque tiene mucha fama en Japón y me llamó la atención (Skip Beat).


Eres mi mascota

Historia: Sumire es una mujer joven muy buena en su trabajo, más que algunos de sus compañeros hombres, que la ven como una especie de mujer de hielo. Por este motivo, y porque no cumple con el estereotipo de mujer ideal de los japoneses (recatada, muy femenina, etc), la vida amorosa de Sumire es desastrosa: todos los hombres acaban cogiendo complejo de inferioridad.

Una noche, Sumire se encuentra un chico dentro de una caja, como si fuera un perrito, en la puerta de su casa. Se lo lleva a casa y él le pregunta qué quiere a cambio por su amabilidad. Ella, bromeando, le dice que quiere que se convierta en su mascota, a lo que el chico accede. Sumire lo apoda Momo, como a un perrito que ella tenía de pequeña. ¿Cómo afectará la aparición de Momo en la vida amorosa de Sumire?

Opinión: Este josei tiene muy buena pinta, tanto a nivel de historia como de dibujo. Aunque no me acaba de convencer el personaje de Momo en el primer tomo, creo que es bastante mono. Me da un poco de pena el personaje de Sumire porque me parece lo más normal del mundo que sea competente en su trabajo y no sea la princesa del guisante, pero en la sociedad japonesa se ve que esto no está bien para una mujer. En definitiva, creo que este manga es una buena apuesta a quien busque una comedia romántica de enredos fuera del instituto. A ver como evolucionan los siguientes tomos.


Skip Beat

Historia: Kyoko es una chica de instituto normal y corriente (tirando a pava), o eso es lo que hace creer a todo el mundo, porque su amigo de la infancia, novio y compañero de piso es ni más ni menos que Sho Fuwa, el ídolo de las jovencitas. Tampoco es muy normal que mientras él se dedica a buscarse la vida en el mundo de la música, ella tiene varios trabajos a media jornada para pagar el alquiler, la comida y, en definitiva, mantener a Sho, simplemente porque está enamorada de él y lo siguió a Tokyo, abandonándolo todo en su pueblo natal, para ayudarle a cumplir su sueño.

Todo cambia el día que Kyoko oye sin querer la conversación entre Sho y su manager (con quien Sho mantiene un affaire), y él asegura que solo está con Kyoko porque lo mantiene. Kyoko rompe con él y decide vengarse entrando en el mundo del espectáculo y siendo más exitosa que Sho. Pero Kyoko, aunque con su cambio de look radical parece otra completamente diferente, no tiene mucho talento. ¿Conseguirá su objetivo?

Opinión: Aunque el punto de partida tiene buena pinta, una vez me metí en el manga me decepcionó. Gran parte de la culpa la tiene la protagonista, que es tontita a más no poder y no me parece nada carismática. Aguanté unos siete capítulos por scans pero me pareció un poco pesado y lo dejé. Además, me da mucha pereza leer 24 tomos, y encima sabiendo que la serie todavía no está cerrada en Japón. Paso, porque si en lo que sería el primer tomo no me acabó de convencer, no creo que tenga ganas de llegar al tomo 24 solo para darle una segunda oportunidad. Sin embargo, quiero volver a leerlo durante el verano porque igual sí que mejora la cosa.

Twitter Goodreads