dissabte, 30 de gener de 2010

Mis mangas indispensables. 3. Dramas


Vuelvo a la carga después de los exámenes, y esta vez con dramas, aunque me decantaría más por el término "dramones", pero eso ya es una apreciación personal. En este apartado voy a citar algunos mangas dramáticos (que no necesariamente trágicos) que creo que todo el mundo debe leer por lo menos una vez en la vida.

Ayashi no Ceres
Autora: Yuu Watase
Número de tomos: 14
Editorial (en España): Glénat
Precio: 7,50€

¿De qué va?

Aya Mikage es una chica normal y corriente que cree que su vida es aburrida, demasiado ordinaria. Todo cambia cuando su familia se junta para celebrar su décimosexto cumpleaños, le entregan una mano momificada y en ella despierta el espíritu de la diosa Ceres. En ese momento, toda su familia se dispone a matarla, pues la diosa vengativa se reencarna en una joven de la familia Mikage cuando ésta cumple 16 años con el objetivo de destruir el clan Mikage. Aya consigue huir, pero las cosas se van a complicar porque su hermano gemelo Aki resulta ser también la reencarnación del primer antepasado de los Mikage. Por suerte para Aya, tendrá a su lado a la familia Oujiri y a Tôya... ¿o es un enemigo?

¿Por qué es imprescindible?

Probablemente esta sea la obra más oscura de Yuu Watase que he leído hasta ahora, y supongo que en su momento me marcó justamente por esto, porque venía de leer shoujos pastelosos y románticos con happy ending completamente predecible o comedias estudiantiles. Coincidió con esa época complicada para el otaku medio que busca algo más que hostias y tetas o culebrones romanticones (si Ivrea me cede por un momento esta traducción tan... tan), y representó un cambio, una nueva etapa.

Además, lo que llegué a sufrir con la historia de Aya no tiene nombre. No diré más porque sería empezar con spoilers y más spoilers. Pero teniendo en cuenta de que toda su familia entera quiere matarla, el manga se convierte en una lucha por la supervivencia en un mundo cada vez más loco, y te pasas los 14 tomos con un nudo en el estómago.

Creo que Ayashi no Ceres es una de las grandes obras de Yuu Watase, mucho mejor de Fushigi Yuugi. Si tenéis ocasión de ver el anime, es uno de los pocos que me gusta, no traiciona el original en exceso y la banda sonora es un punto fuerte. Muy recomendable, pero no para mentes sensibles.


Vitamin
Autora: Keiko Suenobu
Número de tomos: 1 (tomo único)
Editorial (en España): no publicado; en Alemania lo publicó la editorial Heyne
Precio: - (6,50€ en Alemania)

¿De qué va?

Sawako es una chica de instituto de 15 años normal: tiene su grupo de amigas y un novio aparentemente perfecto. Sin embargo, ella no es del todo feliz porque se encuentra cómoda con sus relaciones sexuales y se siente dejada de lado por sus amigas por el hecho de tener novio.

De la noche a la mañana empieza la peor pesadilla de Sawako: su novio insiste en hacer el amor en un aula del instituto y casualmente alguien los pilla en fraganti, pero solo logra ver a Sawako. A la mañana siguiente aparece una pintada en la pizarra de la clase que dice que Sawako es una guarra que se lo hace con cualquiera.

En vez de salir en su defensa, el novio la deja en cuanto empiezan a circular los rumores, y sus supuestas amigas se dedican a hacerle la vida imposible, agrediéndola tanto física como verbalmente y haciéndole bromas de mal gusto.

Sawako llega incluso a dejar el instituto, cosa que sus padres no entienden porque piensan que la educación es lo más importante, por encima de todo. La protagonista pasa unos días encerrada en casa, con una depresión terrible de la que sólo consigue salir dibujando manga; pero su madre insiste en que debe volver al instituto y no tolera que su hija se quede en casa para "perder el tiempo" dibujando.

¿Por qué es imprescindible?

A pesar de que ambas historias tienen muchos puntos en común y un común denominador, a diferencia de Life, la obra cumbre de Keiko Suenobu hasta el momento, el mensaje en Vitamin está mucho más condensado. La acción se desarrolla mucho más rápido, si bien no se entra en mucha profundidad en la psicología de los personajes, que quizás sea uno de los puntos débiles de este manga, del que se podría haber exprimido mucho más zumo (pero luego llegó Life, y si en 20 tomos no le da para desarrollar personajes...).

Sin embargo, creo que está bien que en Vitamin no todos los personajes estén tan mal de la cabeza como en Life, sino que podrían ser perfectamente mis antiguos compañeros del instituto, moviéndose por envidias y frustraciones personales más que por un transtorno de personalidad.

Este manga me chocó mucho por su crudeza. Cuando lo bajé en MWF la primera vez fue por pura casualidad: hacía poco había leído un one-shot llamado Made-up Myth (no recuerdo la autora, lo siento...) sobre una chica a la que violan y que no encuentra ningún tipo de apoyo moral en nadie, y en un foro recomendaban Vitamin por el parecido de la temática y el nivel de drama.

Si no os habéis atrevido con Life porque os parece muy cruda, os diría que probéis primero con Vitamin. A mí, personalmente, me sigue gustando más la segunda porque me parece más verosímil que Life.

Como en España no la han publicado, os he dejado la editorial y el precio de referencia de la edición alemana (que me compré sin dudarlo en cuanto la ví), y sino podéis bajar los scans en MWF (tenéis que estar registrados para descargar scans), o leerla en inglés en Mangafox.

Twitter Goodreads