divendres, 30 d’octubre de 2009

Royal 17


Hace un par de años nos llegó este manga de Kayono, revolucionando a su manera el subgénero del shoujo picante, que hasta ahora había dominado la archiconocida Mayu Shinjo. En Royal 17, Kayono toma como punto de partida una niña rica que no está conforme con su vida para crear uno de los shoujos eróticos más aclamados últimamente.


HISTORIA

Rumina es la heredera del imperio financiero Hanaki, una de las familias más ricas de todo Japón. A pesar de tener todo lo que quiera y más, Rumina no es feliz con su vida porque no soporta que todo sea escogido para ella: desde el peinado y el maquillaje hasta el prometido. Un día, harta de todo esto, consigue escapar de su rutina matutina y se pierde por la ciudad. Se detiene a comer en un sitio de comida rápida y justo cuando va a pagar se da cuenta de que no lleva dinero encima, pero por suerte suya aparece un chico de muy buen ver que le paga la comida... ¡A cambio de un beso robado y de sexo!

Pero no se acaba aquí la historia, porque cuando llega a casa ese mismo día, sus padres le revelan que tiene un nuevo guardaespaldas... que no es otro que Allen, el chico de la hamburguesería. A pesar de odiarlo al principio, sin quererlo Rumina empieza a sentir algo por él, cosa que no gusta nada a su prometido.

OPINIÓN

Lo que más llama la atención de esta autora es, sin duda alguna, el dibujo, y las historias tienen un poco más de profundidad que lo que habíamos visto hasta ahora. Sin embargo, creo que esos dos puntos son lo único bueno o destacbale que tiene este manga.

Creo que la temática es original, comparada con muchos otros mangas románticos o pseudoeróticos: la niña rica que no quiere ese tipo de vida, y que se enamora del chico que no le conviene, porque éste tiene un pasado y una misión más allá de proteger a la "princesa" Rumina. Es esta subtrama con el pasado oscuro de Allen lo que hace que la historia no se quede en otro shoujo-shinjada más.

Pero no va más allá de esto: los protagonistas son muy estereotipados, las situaciones picantes las hemos visto una y otra vez en otros mangas... Pero tiene la duración adecuada para que no se haga un manga pesado: de hecho, se hace fácil de leer y es entretenido. Lo mejor, para mí, son las historietas extras, algo más originales que el manga en sí.

No es el mejor manga de Kayono, pero es entretenido y por lo menos tiene un poco más de contenido que "hola, soy el lechero/butanero/vecino del cuarto primera, vamos a follar". Los personajes no me apasionan, porque recaen en el tópico de él -chico malote y salido- y ella -pava que se deja hacer sin protestar-, y creo que los secundarios son más interesantes que los protas, pero eso es cuestión de gustos.

La edición española corre a cargo de Norma, con tres tomos de lectura oriental, a 7,50€ cada uno, y es buena, con el tipo de papel al que nos tiene acostumbrados esta editorial, respetando la edición japonesa.

Twitter Goodreads