dilluns, 2 de febrer de 2009

¿Patria?

Según el diccionario de la Real Academia Española:

patria.

(Del lat. patrĭa).

1. f. Tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos.

2. f. Lugar, ciudad o país en que se ha nacido.


Si tomamos la segunda acepción como definición válida, mi país-patria es España y mi ciudad-patria, Barcelona.

La primera, sin embargo, es mucho más ambigua en cuanto a aplicación, y me pondré a mí misma como ejemplo. A pesar de haber nacido en España, no me siento para nada ligada a esta delimitación geográfica.

Siempre me ha sorprendido el sentimiento de pertenencia a un país de alguna gente, especialmente de los estadounidenses, cuya población, en palabras textuales de un nativo, "está compuesta por inmigrantes". Me parece más o menos normal que un descendiente de los primeros colonos, o incluso de aquellos que llegaron antes de la primera guerra mundial, sientan ese país como suyo, pues han nacido allí. Lo que me choca es ver como algunos inmigrantes "recientes" adoptan las 50 estrellas como suyas como si hubieran nacido al son del "Star-Spangled Banner".

Se que me contradigo, porque yo, diga lo que diga mi ficha en el registro civil, no me siento española y en cambio siento una especie de apego especial a México (como lo escriben ellos) y ahora también a Alemania.

Pero no odio a España, ni mucho menos; simplemente no me siento parte del conjunto que engloba una frontera política. En primer lugar, esto es porque nunca he creído en una única España, esa una, grande y libre que rezaba la propaganda franquista.

No creo que se pueda hablar de una porque hay diferencias culturales importantes entre las comunidades autónomas de los cuatro puntos cardinales, y se ve en algo tan simple como la cocina, para no entrar en formas de pensar y de vida y que esto parezca una tesis doctoral y no una entrada de un blog. Lo de grande es muy relativo: siempre depende de con quien te compares; y lo de libre es más que discutible, pero lo dejo para una noche de reflexión en la que queramos arreglar el mundo cerveza en mano.

En segundo lugar, y muy estrechamente ligado con lo que decía antes, me tocó nacer en una de esas regiones "conflictivas" del Estado español: Cataluña (aunque prefiero mil veces escribirlo con ny), ese triángulo del noreste, fronterizo con Francia (¿por qué os lo cuento, si mis lectores habituales sois de allí?). Cataluña tiene un único defecto: tiene una lengua minoritaria, el catalán, que, según la ultraderecha española, se ha impuesto a la lengua del imperio, (sí, lo digo con todo el sarcasmo del mundo), y quedó más que claro en esa aberración o intento de documental de Telemadrid, "Ciudadanos de segunda".

Como ya debéis saber, en él se denunciaba que los habitantes de Cataluña que son únicamente castellanoparlantes están discriminados porque todo, absolutamente todo, está rotulado en catalán; sales a la calle y no oyes una palabra en castellano ni por asomo; la administración pública y los servicios turísticos cubren su información en muchos idiomas, pero no el de la vieja Castilla. Y lo peor de todo, ¡que en las escuelas no se enseña la lengua de Cervantes! (Que ahora esté escribiendo en castellano es porque ya viene en los genes de los nacidos en la piel de toro).

Como residente de la capital catalana y como proyecto de traductora me siento más que insultada al oir a la gente que aparece en el documental, que resulta que sí que viven en Cataluña. Personalmente, lo que sale de sus boquitas me hace pensar dos cosas: o que estos señores y señoras no salen de casa y su único contacto con el exterior es el programa radiofónico del "señor" Jiménez Losantos, o que no viven en la misma Cataluña que yo.

Dicen que home is where your heart is, y mi problema es que mi corazón está en demasiadas partes del mundo. En Barcelona, entre otros puntos de la geografía catalana, están mis familiares y amigos del cole, de la uni, del coro... Sé que sl algún día pasa algo es ahí a donde volvería. Pero una parte de mi vida está en Monterrey, una ciudad al noreste de México; ahora vivo en Saarbrücken, en Alemania; ambas ciudades, ambos paises, han dejado su huella, y forman parte de mí casi como una segunda patria.

¿De dónde te sientes tú? ¿Tienes la única patria del lugar de nacimiento o tienes varios rincones del mundo a los que llamas "tu casa"?

4 consultes:

Maecea ha dit...

la veritat, és que aquest post fa pensar ^^ i estic totalment d'acord amb el que dius ^^

jo tb tinc més d'una pàtria: terrassa, barcelona, viena (i alguna més on, tot i que no hi hagi viscut, també ha deixat emprenta en mi, com usingen (un poblacho prop de frankfurt), matadepera,... i molts altres llocs), és per això que potser val més ser ciutadana del món =)

i si... la gent del famós documental de telemadrid... com t'ho diria... uajum! recordo diversos moments del documental com ara la crítica a un restaurant que no sé com es deia, però cla, el nom estava en català, i, per tant, un pobre espanyolito ho veia i no podia saber de cap manera si estava davant d'un restaurant o d'una sabateria... a més, és indignant que no s'ensenyi castellà a l'escola! sort que en sabem gràcies als nostres gens (m'ha agradat això xD)

wnu, paro d'indignar-me, que el que podria criticar del documental està més que dit i sabut...

en fi,
visc a Catalunya! (visca!)


muaaaaaaaaaaaks
Marta

Laura rus ha dit...

M'has inspirat! xD

http://diedolmetscherin.blogspot.com/

Paraula de verificació: scomyosy



Demokratische Küsse!!!

Martí ha dit...

"Qui aimes-tu le mieux, homme énigmatique, dis? ton père, ta mère, ta soeur ou ton frère?
- Je n'ai ni père, ni mère, ni soeur, ni frère.
- Tes amis?
- Vous vous servez là d'une parole dont le sens m'és resté jusqu'à ce jour inconnu.
- Ta patrie?
- J'ignore sous quelle latitude elle est située.
- La beauté?
- Je l'amerais volontiers, déesse et immortelle.
- L'or?
- Je le hais comme vous haïssez Dieu.
- Eh! qu'aimes tu donc, extraordinaire étranger?
- J'aime les nuages... les nuages qui passent... là-bas... là-bas... les merveilleux nuages!"

Baudelaire, L'étranger (Le spleen de Paris)

Soichiro-kun ha dit...

Ei, m'agrada molt el teu blog.
He arribat fins aquí através del teu fotolog, al qual he arribat através del forum d'estudiants FTI (Soc un dels alumnes amb dubtes academico-existencials als qui els has aclarat moltes coses)

Res, dirte que m'agraden les teves parrafades i m'agrada com escrius i veus les coses. Ara ja he trobat un blog al que val la pena enganxar-s'hi.

Twitter Goodreads