divendres, 1 d’agost de 2008

Escalopa con patatas

Querida,

Fue bonito mientras duró, pero lo nuestro ha llegado a su fin. No es porque crea que el sexo oral (el sexo, en general) no sea tu fuerte, ni porque no me guste que me pidas que te abrace en vez de fumarme tranquilamente un cigarrillo después del acto.

No quiero que pienses que te dejo por ese vestido de flores, ni siquiera por esas bragas de color indefinido (¿color bisón, lo llamabas?) que te pones cada vez que nos vemos.

No es nada de esto, amor mío. Lo que pasa en realidad -y esto es lo que más me cuesta decirte- es que tú eres un plato de escalopa con patatas, y yo, a decir verdad, soy más de entrantes.

Lo siento, mi vida, pero no puedes competir con unos canapés de salmón con caviar acompañados de una copa de champán.

Ojalá hubieras sido un sorbete de mango. O, por lo menos, que no llevaras pimiento. No puedo comer pimiento.

No me guardes rencor.

Cordialmente,
Filete al roquefort.


a tu salud: que te aproveche.

2 consultes:

Laura rus ha dit...

això t'ha sortit de dins? xD ben boja! segur que era una aigua de 10 € el que et vas beure al marsella? ;)


petonsss

nerina ha dit...

jajaja weno, diguem que les nits d'insomni són molt productives literàriament parlant, especialment si has tingut un dia de puta pena XDDD

Twitter Goodreads